Presidente de Secheep aclaró que la segmentación tarifaria se aplicará solamente en el AMBA

Presidente de Secheep aclaró que la segmentación tarifaria se aplicará solamente en el AMBA

El presidente de la empresa de Servicios Energéticos del Chaco (Secheep), Gastón Blanquet, se refirió en la mañana de este miércoles a la decisión del Gobierno Nacional sobre la segmentación tarifaria, que apunta a la reducción de subsidios para los niveles socioeconómicos más altos y un aumento en los más bajos, lo que el funcionario aclaró “es para el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires), y es aplicable a las dos grandes empresas distribuidoras del país que son Edenor y Edesur”.

“Va a estar vigente en Capital Federal y los barrios de Provincia de Buenos Aires. Entendemos que posteriormente se va a expandir a todo el país, pero todavía no hay indicios”, indicó Blanquet en comunicación con Radio Libertad, y explicó que “creemos que es una medida de prueba que comienza en AMBA. Nosotros en el corto plazo no lo podemos aplicar, porque necesitamos información, segmentar nuestros usuarios, lo cual no es una tarea fácil y sencilla”.

A su vez, ratificó que el próximo 15 de julio se desarrollará la audiencia pública no vinculante para tratar el nuevo cuadro tarifario, y recordó que el último que se hizo fue por un aumento de Cammesa a todo el país, mientras que la empresa provincial tuvo su última actualización en diciembre del 2020. “El atraso es considerable, en la audiencia vamos a manifestar el deterioro de la tarifa a lo largo del tiempo. La inflación nos permite pérdida de capacidad de compra, sueldos, recursos, y es lo que vamos a manifestar en cómo se fue retrasando la tarifa con otros bienes que aumentan constantemente”, anticipó.

Conexiones clandestinas: “Un problema cultural”

Por otro lado, el responsable de la empresa provincial, explicó que se siguen descubriendo conexiones irregulares en toda la provincia, y remarcó que esto es un “problema cultura que se da en zonas de clase media alta, clase alta, baja y barrios populares”.

“Nosotros realizamos los procedimientos y no pasan más de 12 horas que vuelven a conseguir la conexión, entonces tratamos de hacer un seguimiento en cada zona durante dos semanas”, explicó, y remarcó que “constantemente tenemos equipos que hacen rastrillaje y una evaluación. Cuando se hace la toma de lectura se identifican los casos”. “Hay que ser conscientes que es una batalla que no se la gana de la noche a la mañana, y no solamente generan riesgos eléctricos, sino que afecta en la calidad del servicio a los vecinos”, concluyó.