Chapo: “Las nuevas medidas restrictivas buscan evitar el relajamiento de la comunidad en el cumplimiento de los protocolos”

Chapo: “Las nuevas medidas restrictivas buscan evitar el relajamiento de la comunidad en el cumplimiento de los protocolos”

El ministro de Gobierno explicó que con los cambios implementados en el Plan de Desescalada se busca evitar la propagación de contagios en los grupos más vulnerables. Los eventos familiares y las reuniones no permitidas continúan siendo una preocupación latente. El aumento de casos positivos de COVID-19 en la población de mayores de 60 años y en los grupos de riesgo con patologías o comorbilidades de base llevó a que el Gobierno provincial implemente esta semana medidas restrictivas para este sector de la sociedad. En esta fase del Plan de Desescalada de la cuarentena el principal objetivo es salvaguardar la salud de la comunidad y continuar con los mecanismos preventivos necesarios para reducir los índices de contagios. Para brindar detalles sobre las distintas acciones y medidas adoptadas, el ministro de Gobierno de la provincia, Juan Manuel Chapo, mantuvo este martes una comunicación telefónica con Radio Provincia en la que explicó que desde el comienzo del Plan de Desescalada de la cuarentena se aseguró que podría existir la posibilidad de ir corrigiendo ciertos aspectos en función de los resultados obtenidos. El funcionario aseguró que en la última reunión del Consejo Provincial de Desescalada se pudo visualizar que el número de contagio en los grupos de riesgo había aumentado, por lo que se tomó la decisión de readecuar las condiciones generales de aislamiento para estos grupos vulnerables y que son los que corren mayor peligro. “En la mayoría de los ámbitos laborales, comerciales y de la administración pública, el nivel de control realmente ha sido muy bueno; pero notamos que la cotidianeidad es lo que está generando focos de contagios”, indicó el funcionario. Para Chapo la continuidad de eventos familiares, salidas de fin de semana en grupos grandes y reuniones no permitidas son las que están generando la propagación de casos. “La génesis de los contagios nunca está en los ámbitos laborales donde hay mayores controles, por lo que tenemos que continuar trabajando para evitar el relajamiento de la comunidad y que se cumplan los protocolos sanitarios vigentes”, aseveró Chapo. El titular de la cartera provincial de Gobierno resaltó el relajamiento de la comunidad en el cumplimiento de los protocolos biosanitarios vigentes, ya que considera que es preocupante la actitud de muchas personas que “ya ni siquiera utilizan el tapabocas obligatorio para sus actividades diarias”. “No podemos estar controlando todos los espacios verdes de la provincia o la casa de cada uno de los vecinos, por lo que se tiene que evitar la realización de eventos familiares o reuniones ilegales que se convierten en peligrosos focos de contagio que luego se trasladan al ambiente laboral y genera inconvenientes mayores”, agregó. Correcta administración de las medidas Para el ministro de Gobierno, en el Chaco se pudo administrar de muy buena manera el aislamiento social obligatorio, así como el avance de la pandemia para que el sistema sanitario no se vea comprometido. “Lo que vemos es que muchas provincias realizaron un gran esfuerzo para tratar de que el virus no ingrese a sus territorios, pero no se prepararon de la manera correcta para afrontar un brote de casos y hoy sus sistemas sanitarios están colapsados”, expresó. Para Chapo el proceso que se llevó adelante en la provincia permitió garantizar el cumplimiento de la demanda de camas y esta no se vio superada en ningún momento, ya que solamente están ocupadas cerca del 52% de las disponibles en terapia intensiva. “Esto es muy bueno y debeos sostenerlos, por lo que se adoptaron estas nuevas medidas restrictivas para evitar la proliferación de casos en los sectores de riesgo que son los más vulnerables al virus”, aclaró.